SEGUIR...

TRADUCTOR

DEDICADO A MIS PADRES

Sunday, March 17, 2019

PARTIRE II



Partiré
Sin horarios
Ni famas

Ni siquiera me llevaré
Recuerdos inolvidables
Solamente mi esqueleto
Carcomido y confuso
Mi intelecto hecho leñas
Mi boca desgarrada

Entonces
Regresaré al mismo punto
Sabiendo que nunca convergieron
A pesar de los tropeles de la lengua
Del acoso incansable
Del moscardón dispuesto

Todo será normal
Ante los jueces plebeyos
Y su alforja de turno

Y con  la misma conformidad
De los que nada esperan

Friday, March 15, 2019

INCONFORMIDAD

.


Sucumbo en este griterío

Llena de harapos mentales

Sin esperar nada

Sé que tengo los brazos voladores

Mas fuertes que las alas

De los pájaros

Me falta el pico y sus patas

Pero tengo rodillas

Y boca descompuesta

De tanto silbarle a la mañana

A la noche

Al tren que pasa y no me mira

Al gorrión marchito

Que se antojo meterse en el alero

Aferrado a los monjes

De la quinta estación

Sin advertir

El hedor

Que despide el salitre

Que se tragó los cuerpos

Como si fueran ciruelos

A pesar de la cabra que golpeaba

Con sus cuernos

Y nadie la escuchaba

También el chillido de la cigarra

Se interpuso a la floración

Y en un segundo los ojos eran dos

Ráfagas hinchadas y dolorosas

Amontonándose en la almohada

Entonces me reía

Voluptuosa y con una expresión

Mas aterrorizada que el silencio

Y me convertía en piedra pome

Otras comenzaban a brillar

Dentro del más recio disparate

Creyéndome vencedora

Dueña absoluta

Del caballero de las mil figuras

Sin imaginar que eras el desahuciado

Aferrado a los lingotes

Que se convierten en polvo

Colgado a los proyectos espaciales

Con los pies flotando

Y el cerebro lleno de miedo

Ese miedo que deshila a los hombres

Mas bravíos

Qué sé yo lo que vi después

El gato negro

O el corsario lleno de agravios

En busca de los pedazos que quedaron

Nada comprendí, ni comprendo

Ni comprenderé

Porque se ha apagado el fuego

Y sólo un delgado hilillo de humo

Y hojarasca

Permanece intocable

Sobre los peces grandes y pequeños

Que esperan por la intolerancia

Para ser tragados.


SILENCIO ATRINCHERADO

Me duelen los despojos
De mí misma
Las horas que entregue
A mancebos equivocados
El amor hecho pedazos
El deseo desmembrado
En labios inmerecidos
Las cosas que no dije
Y me ahogaron
La primera y la última estocada
Encalladas
En medio de un ánimo imperfecto
Me duele ser una de tus costillas
Inevitablemente
Los mordiscos que siento
Llenos de impotencia e insatisfacción
Cuando estuve en las puertas del Edén
A punto de saquear tu alma
Los perdigones que salían
A mansalva de tu boca
Tan hecha para mi
Esa forma que tienes de matarme
Y después resucitarme
Sin importante el hueco en el pulmón
La aorta apolismada
Sin advertir
Que vivo un aquelarre
Partida en dos
Por tu silencio atrincherado
La barbarie de tus pensamientos
Donde un día alabas
Y otras blasfemas
Me duele los actos desteñidos
Y nauseabundos
Que cumples por mandatos
De seres inferiores
Que llegan y se van
Dejándote en ese suplicio
Que tan solo yo se equilibrarte
A pesar de instarme a tantas muertes
Me duelen los besos perdidos
Las ganas metidas en el fango
Esa forma que tienes de atentar
Contra mi nombre
Y después escoltarlo
Con arcabuces y perdones
Me duelen las veces
Que me quede desnuda
Entre el fuego y el asombro
Resistiendo
Solemnemente femenina
Me duele el exilio
Que proyectan tus ojos
Sin destino
El abrazo que no falta
Aunque permanece
Clandestino y sin albores
Me duelen tantos meses
Tantos siglos
Tantas entregas sin entregas
Tu almohada sin pronunciar palabra
Tu rostro en ese marco milenario
Jurándome eternidad
Y otros léxicos que resbalan y caen
Tus manos de miel pura
Traspasando con lisonjas
Mis sentidos
Después el empellón
La soberbia a flor de piel
Llena de complejos ascentrales
Sin darte cuenta
Que yo soy tu reina
Y tú eres mi rey
Aunque se oponga la vía láctea
Tu propia sin razón
Los años y las libras
Las pirámides, los dioses
Y hasta el mago de la expresión oscura
Me duele saber que soy
Y no lo adviertes
Que soy
Y no te quitas la coraza
Llena de laminillas promiscuas
Y profanas
Esculpidas en tu siquis
Por legendarios parlanchines
Que dejaron de existir
Me duele todo, y más
Y el antídoto no llega.

Tuesday, January 29, 2019

TRAS LA ESCOTILLA


Nos pasamos el tiempo
Tras la escotilla
Vigilando
Incansablemente una señal
O un aplomo
Muchas veces
Fingimos una sonrisa
Convertida en mueca
Guiñamos un ojo
Apretamos las mandíbulas
Y juramos nunca mas
Transitar por los escombros
Pero todo se vuelve viento
Y ese viento nos escupe la cara
Viajamos como zombis
Enlutados y confundidos
Nos lanzan flechas
Y palabras hirientes
Escoltadas por un mar humor
Tan edulcorado
Que no sabes si es una ofensa
O un requiebro
A mi me ha pasado
Viajo con el rostro pálido
Y pálida la mirada
El corazón también anda pálido
Yo que era tan colorida
Tan llena de amapolas y duendes
Colgada de la luz de las luciérnagas
Escribía mil poemas
En menos de un suspiro
Unos llenos de cursilerías
Otros ardientes y profundos
Todos revisados por trogloditas
Y mensajeros del brujo mayor
Me siento reacia
Llena de espesor y vómitos
Me aturden las noches lunáticas
Los infaustos aires
Que llegan a través
De la radio difusión
Y me pregunto
Llena de saltarines en el pecho
Si es la hora de morir
O ya he muerto
La perenne frialdad persiste
Diseca todo lo bueno
Esculpe todo lo malo
Y de pronto me veo
En el fondo
Elevando una bandera blanca.

Monday, January 28, 2019

EL ECO DE LA MUCHEDUMBRE




Miro y no veo nada
Tampoco al cachorrillo que aulló
Cuando las lágrimas
Comenzaron a consumirse
El eco fue profundo
Las llamas parecían laminillas
En pura acción
Unos se aferraban
A la portezuela
Otros se tapaban los ojos
 Yo me mantenía de pies
Frente al derrumbe
Trozos de madera dura
Azotaban a los más cercanos
Las olas entraron
Como Pedro por su casa
Y no les importo el grito de terror
Ni el desplome de las alcantarillas
De todas formas
Todos sabemos
Que son dueñas del espacio
Aunque se rían, y les hagan muecas
Cada cual sabe lo suyo
Lo que si pude ver
Fue mucho destierro
Tiras de humo y légamo
Azotar hasta la madera
Caer amigos encendidos y apagados
Hasta los que se creían de hierro
Con luz eterna
Saltaban a pedazos
Sin imaginarse
El descenso de las cosas

Nunca se sospecharon suplicando
Abolidos y sin patria
Entumecidos
Contando los tornillos sueltos
Colgados de un odio feroz
Que no les toca
Llenos de esparadrapos
Espantados cuando las estaciones
Comienzan a chirriar
Y tienen que  sacarse la sal
Huyendo del karma
Y sus vestigios
Otros se sacuden por dentro
Y por fuera
Preparan la partida
Hacia otros glaciales menos atónitos
Suben a los árboles
Sacuden la vida
Todo se mantiene igual
Hasta el viento
Es una tómbola
Que no alcanzan
Pero continúan allí
Emboscados
O en caravana
Con un débil argumento de consolación
Creyendo ciegamente
En la boca del pez
Que, aunque tartamudee
Para ellos tiene respiración
Pobre muchedumbre
Conformándose con tan poco
No ven la ciudad amurallada
La hierba creciendo sin permiso
Todo es un enigma
Un mito
Oculto la cabeza
Y aprendo a mirar con los criterios
Sin estar segura
A donde van a ir a parar mis huesos.