PREMIO LITERARIO DE NOVELA REINALDO ARENAS 2016 CREATIVIDAD INTERNACIONAL

TRADUCTOR

DEDICADO A MIS PADRES

Monday, March 27, 2017

EL MAR NUNCA COMPENSA LO QUE SE TRAGA








A veces es preferible

Admirar a la victima

Que lanzarla al atolladero

El mar nunca compensa
 Lo que se traga





Tampoco el corazón
Ni los sentidos

                                                                                          





Nunca he matado en rima

Ni he clavado cactus

Por oficio





Me he arriesgado

Es cierto





Le he rezado a los murciélagos

Derramando mucha sal

Empedernida

Frente a una foto

Que no me dice nada





Inertes burlas

Salen a boca de jarro

Y ni con eso resucito

De esta muerte mayor





No es flaqueza

Ni arte refinado





Es el corazón

Abierto

Sacando su asesino

En toda potencia

 De este amor obsesivo
Que siempre me consume

Alimentado con escamas

Y algas

 Sortilegios y penas


GRAVIDA







                  Grávida                      
De rosa en rosa
 Las gotas se dispersan
Junto a mi última lágrima

Sé que no habrá más noches
Ni más días
Ni la escolta de los escarabajos
Ni el canto de las góndolas
Repletas de sirenas

La ola no volverá a chocar
Con la ensenada
Ni el vendedor de anhelos
Regresará de su hecatombe

Muchas piedras acumuladas
                        Estrellas sin ritmo
Pasos sepultados

Ya no me queda voz
El equilibrio también se encuentra
Torpe y resbala por mis sienes

Todo lo veo gris
Agridulce
Sin modulación

Voy descalza y sin vida

Duendes y pajarillos
Me sirven de escolta.




                                 

TE BUSCO






Te busco
En la inmensidad del desespero
Entono el estribillo
Hago la mueca
Salto la montaña
La marea

Te busco con otro nombre
Con otro rostro
Incluso en el vinagre
Y en los príncipes de hojalata

Arecía el invierno
El  aposento enloquece
Todo indica
Que  fauces depredadoras
Hicieron pasto con tu cuerpo

Cómo me van a compensar
Esta gran pérdida
Este lamento frío y endeble

Ni siquiera mi grito
Gira los astros
Taza este olvido
De remembranza incalculable
De espinas a flor de piel
Haciéndome cabriolas en el alma